top of page

No puedo pagar el impuesto de sucesiones, ¿rechazar la herencia es la única solución?

Aunque los impuestos de sucesiones, que deben pagarse por una herencia recibida tras la muerte de un ser querido, puedan ser desalentadores, hay otras opciones antes de rechazar la herencia sin más. Te explicamos algunas de ellas.




Afrontar la muerte de un ser querido nunca es fácil, y el estrés adicional de tener que hacer frente a los impuestos de sucesiones puede dificultar aún más la situación ya que pueden suponer una importante carga económica. Si te ves incapaz de pagar el impuesto de sucesiones adeudado, es importante recordar que hay otras opciones además de rechazar simplemente la herencia.


Tal y como afirma Fátima Galisteo, abogada experta en herencias y planificación patrimonial del despacho Galisteo Abogados de Madrid, “desde planes de pago y préstamos hasta la negociación del impuesto adeudado y la donación de bienes, hay muchas soluciones diferentes que pueden ayudarte a hacer frente a la carga económica del impuesto de sucesiones”.


¿Qué es el impuesto de sucesiones?


El impuesto de sucesiones es un impuesto que grava la transmisión de bienes y derechos por causa del fallecimiento de una persona. “Este impuesto se aplica tanto a bienes dinerarios como no dinerarios, propiedades, inversiones y posesiones personales”, aclara la abogada Fátima Galisteo. El importe del impuesto puede variar en función de varios factores, como la cuantía de la herencia y la relación de parentesco entre el heredero y el fallecido.


¿Qué ocurre si no puedes pagar el impuesto de sucesiones?


Si no puedes pagar el impuesto de sucesiones, quizá te preguntes qué opciones tienes. Aunque renunciar a la herencia pueda parecer la solución más fácil, es importante que sepas que hay otras opciones disponibles que puede resultarte más beneficiosas.

PLAN DE PAGOS. En general, el impuesto de sucesiones se liquida y paga en el momento en que se produce la herencia (hay un plazo ordinario de seis meses desde el fallecimiento para pagar y presentar el impuesto de sucesiones y las plusvalía mortis causa, en su caso. Este plazo se puede prorrogar por otros seis meses más, siempre y cuando la prórroga se solicite antes del quinto mes desde el fallecimiento). Sin embargo, algunas comunidades autónomas ofrecen la posibilidad de fraccionar el pago del impuesto en plazos más cómodos para los contribuyentes. Estos plazos pueden variar dependiendo de la normativa específica de cada Comunidad ya que, tal y como explican desde Galisteo Abogados, “el impuesto de sucesiones es competencia de las comunidades autónomas, lo que significa que la normativa a aplicar puede variar entre regiones”. Si tu Comunidad Autónoma lo permite, esta puede ser una buena opción si puedes permitirte pagar las mensualidades y no quieres renunciar a la herencia. Sin embargo, “es importante tener en cuenta que las condiciones y requisitos para establecer un plan de pagos pueden variar según la comunidad autónoma y el grueso del impuesto a pagar. Algunas comunidades pueden exigir el cumplimiento de ciertos requisitos, como la presentación de garantías (avales) o el pago de intereses”.

ACEPTAR LA HERENCIA A BENEFICIO DE INVENTARIO. Esto supone que si la herencia además de bienes, tiene deudas, el heredero no responde con sus propios bienes de las deudas que contenga la herencia, sino hasta donde alcance el patrimonio hereditario.


PRÉSTAMO. Si no es posible establecer un plan de pagos, puedes considerar la posibilidad de pedir un préstamo para pagar el impuesto de sucesiones adeudado. Puede ser una opción arriesgada, ya que probablemente conllevará intereses y comisiones. Sin embargo, afirma Fátima “muchas veces el beneficio posterior derivado de la aceptación de la herencia permite liquitar el préstamo con el banco”. Aun así, “debes considerar detenidamente la carga financiera que supone asumir una deuda adicional antes de decidirte por esta opción”, recomienda la abogada. NEGOCIAR CON OTROS HEREDEROS Y/O VENDER LA HERENCIA. Si hay varios herederos, se puede negociar entre ellos las adjudicaciones de los bienes, se pueden poner a la venta los inmuebles (si los hay) y con el dinero obtenido pagar los impuestos, etc. Desde Galisteo Abogados comentan que “esto suele hacerse trabajando con un abogado especializado en planificación de herencias, que puede ayudarte a identificar las deducciones o exenciones disponibles que podrían reducir el importe del impuesto adeudado”.

DONAR BIENES. Otra opción a considerar es donar bienes de la herencia a una organización benéfica o sin ánimo de lucro. “De este modo, podrás reducir el importe del impuesto de sucesiones y, al mismo tiempo, retribuir a una causa importante para ti”, confirma Fátima Galisteo.


13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page